Cómo desarrollar la creatividad para dibujar como un profesional

Impulsar la creatividad para dibujar aquello que tienes en tu cabeza (y que tanto cuesta reflejar sobre el papel) es fundamental para llegar a ser un profesional del dibujo, la ilustración, la animación o cualquier disciplina creativa. Hoy te desvelamos las técnicas que emplean los profesionales para generar esos increíbles dibujos que despiertan nuestra admiración. […]

Escuela de dibujo
27 enero, 2020
Dibujo de estilo fantástico como ejemplo de cómo desarrollar la creatividad para dibujar

Impulsar la creatividad para dibujar aquello que tienes en tu cabeza (y que tanto cuesta reflejar sobre el papel) es fundamental para llegar a ser un profesional del dibujo, la ilustración, la animación o cualquier disciplina creativa. Hoy te desvelamos las técnicas que emplean los profesionales para generar esos increíbles dibujos que despiertan nuestra admiración.

Cómo despertar la creatividad: 3 ejercicios que funcionan

Ejemplo de diseño que ayuda a trabajar la creatividad para dibujar
Ilustración de Fernando Monroy, profesor de ESDIP

Si te abruma el folio en blanco y te causa ansiedad ver que “no se te ocurre nada”, no te preocupes. Es algo habitual, ¡a nadie le surgen ideas espontáneas constantemente! Habrá días en los que te sientas particularmente inspirado y las imágenes saldrán a borbotones, mientras que otros no te sentirás capaz de crear ni el más triste monigote. Pero has de saber que la creatividad es como un músculo: para desarrollarla y tonificarla hay que ejercitarla sin descanso. De hecho, hay ejercicios que te ayudarán a sacar tu lado creativo y a mantenerlo en forma  para dibujar cualquier reto que te propongas.

Un retrato “boca abajo”

La artista e ilustradora norteamericana Betty Edwards propone realizar un curioso ejercicio para despertar el hemisferio derecho del cerebro. Este hemisferio es el que se centra en nuestro lado más sensorial, creativo e intuitivo, mientras que el izquierdo gestiona las acciones más racionales. Solo tienes que buscar cualquier retrato, mejor si es sencillo, y colocarlo al revés (con el pelo hacia abajo). Puedes utilizar dibujos de artistas de todos los tiempos, fotos, imágenes de cómic… El paso siguiente es reproducir el retrato empezando por arriba, realizando un ejercicio de abstracción. ¿Qué significa esto? Pues que tendrás que olvidarte de que se trata de un rostro e intentar centrarte en la línea, el volumen, la forma, la mancha… Olvídate de conseguir un parecido: lo importante es que se dejes atrás ideas como “error” o “acierto” y te centres en el dibujo. Es una técnica fantástica si lo que buscas es despertar la creatividad para dibujar. Con perseverancia, lograrás resultados increíbles.

Crea a partir de una mancha

Para este ejercicio, empieza por manchar la hoja con tinta, acuarela, témpera… La mancha puede estar en cualquier parte y ser de distintos colores. Concéntrate en ella y piensa qué te sugiere. ¿La cabeza de un personaje? ¿Un animal? ¿Un coche? A partir de ese punto, empieza a dibujar empleando distintas herramientas, texturas, técnicas… hasta lograr un resultado identificable. Este ejercicio te ayudará a generar ideas a partir de imágenes existentes, y a desarrollar técnicas para dar forma a lo que quieres crear. Otra propuesta: durante el día, intenta ir imaginando en qué se podría transformar aquello que ves. Una puerta, una roca, una nube… Es una manera estupenda de acostumbrar a tu mente a crear de forma inconsciente (y constante).

“Construye” tus personajes

¿No se te ocurre nada para tu próximo personaje de cómic? Existe una técnica muy divertida que te ayudará a desarrollar la creatividad para dibujar personajes, monstruos, animales fantásticos, vehículos… Consiste en coger dos o tres objetos que tengas cerca y colocarlos unos encima de los otros, creando una especie de “escultura”. Por ejemplo: mete unas tijeras dentro de una cafetera y ata un lazo al asa. Dibuja el resultado intentando convertirlo en un personaje. La tijeras pueden ser los ojos, el lazo unas alas… Esta técnica, además, te ayudará a mejorar tu habilidad para dibujar objetos del natural.

… Y tres consejos que no fallan

Es muy importante trabajar la creatividad para dibujar, te ayudará a conseguir personajes increíblesA la hora de desarrollar la creatividad para dibujar, lo mejor es practicar sin descanso. No dudes en llevar siempre contigo tu cuaderno de bocetos para captar todas las imágenes que te interesen; es una de las herramientas más eficaces para mejorar como artista. Otro consejo: escucha siempre lo que dicen los profesionales, que te darán magníficas pautas. Te invitamos a leer estos dos posts sobre cómo dibujar del natural y qué hay que hacer para dibujar bien desde el minuto uno. Los textos cuentan con la inestimable colaboración de  nuestros profesores Jimena Lagunilla y Hugo de Juan, dos magníficos dibujantes y artistas de prestigio reconocido.

Y terminamos ya con nuestro tercer consejo: empieza a formarte cuanto antes con los mejores profesionales del ámbito artístico. Puedes realizar un Workshop de Dibujo Rápido de Paisajes, perfecto si lo que buscas es desarrollar tu creatividad para dibujar a mano en cualquier situación. O tal vez ampliar tu formación con un Curso de Ilustración Infantil, uno de los campos donde más se valora (y se necesita) la creatividad. En este curso te formarás en todo tipo de disciplinas, desde el dibujo a mano alzada o del natural hasta el uso herramientas de ilustración digital y la maquetación de contenidos de cara a su publicación.

Ahora ya tienes las pautas para impulsar tu creatividad y llevar tus obras hasta lo más alto. Anímate a empezar cuanto antes y verás qué pronto obtienes resultados espectaculares. ¡El secreto está en la constancia y en tu amor por el dibujo!